Cuándo las caricias se pasan de rosca

las caricias

Como sucede con casi todos los placeres de la vida, las caricias deben manejarse con moderación.

He aquí los motivos:

  • Pueden desmotivarle:

Los cariñitos constantes y sin una meta (por ej.sexo) pueden frustar a algunos hombres o mujeres. Eso no quiere decir que cada vez que estés cariñosos tengáis que acabar haciendo el amor. Pero si tu pareja se excita con tus caricias, no le va a gustar nada de nada quedar abandonado/a en ese momento.

  • A veces te hacen parecer una pesada/o:

Querer estar cerca de tu pareja es una cosa, pero pegarte a él o ella como una lapa es otra. Debes ser capaz de compartir la misma habitación sin tener que tocarse constantemente. A veces si te pasas con el estímulo, puedes hacer que la otra persona se sienta asfixiada y tú parecer inseguro. Lo ideal es tratar de mantener el deseo vivo.

  • Puedes molestar a terceras personas:

¿Sabes esas parejas que parecen siamesas porque nunca se despegan? Pues no te conviertas en una de ellas Cogerse de la mano es normal, pero sobarse toda la noche es irritante. Si no te lo crees, fíjate en cómo reacciona la gente que os rodea. Si comentan, auqune sea en broma, lo afectuoso que son en la pareja, veras que ha llegado el momento de ser más discretos, siempre van a tener tiempo para estar solos, sin incomodar a terceras personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here