Cómo renovar el deseo sexual en la pareja (II)

Con el paso del tiempo, el sexo comienza a tornarse menos intenso, más monótono y demasiado predecible. Existen muchas barreras emocionales que impiden que la pareja pueda disfrutar de una buena relación sexual, desde tener una imagen negativa del propio cuerpo hasta el simple aburrimiento. Pero lo bueno es que estas barreras pueden superarse para que la pareja pueda recuperar la sensualidad y volver adisfrutar plenamente de su encuentro íntimo. Vemos más consejos de los especialistas para renovar el deseo con tu pareja.

CONVIVENCIA

Realicen actividades audaces juntos.

Después de haber pasado varios años juntos, la pareja tiende a ser un poquito «haragana» en la cama. Pero esto se puede mejorar. Las investigaciones demuestran que las actividades nuevas y audaces estimulan al cerebro a que produzca dopamina, una sustancia que juega un papel crucial en el deseo sexual. Cuando uno hace algo que requiere audacia, los niveles de dopamina se incrementan considerablemente, lo que lleva a que aumente el deseo sexual.

• Invita a tu pareja a viajar y realizar actividades desafiantes como, por ejemplo, caminar por la montañas. El hecho de experimentar algo nuevo y excitante juntos ayuda a reproducir esa misma sensación que la pareja tenía cuando recién se conocieron y no podían resistir el deseo de estar juntos.

pareja hoy en dia

Muéstrale a tu pareja lo que más te gusta

• Muéstrale a tu pareja qué es lo que más le gusta. A la hora del sexo, al hombre le encanta saber qué es lo que más excita a su pareja. El problema es que, ante esto, algunas mujeres realmente no saben qué decir.

• Muéstrale qué es lo que te gusta: pon tu mano sobre la de él y ve guiándolo en cómo y dónde te gusta que te toquen (incluso, qué cantidad de presión te gusta que use). Y cuando sientas que deseas otros juegos sexuales, díselo: es la única forma de que él sepa qué es lo que tú deseas.

Cambia tu rutina diaria

Cuando se está con estrés, es difícil sentir ganas de tener sexo. Esto se debe a que, si una mujer experimenta tensión en forma crónica, su organismo produce mayores cantidades de oxitocina, una sustancia que contrarresta los efectos de la hormona sexual testosterona y, en consecuencia, la libido baja notablemente. La solución para esto es hacer cosas que bajen el nivel de estrés. Cuando empiezas a sentirte más relajada y a gusto contigo misma, verás que el deseo sexual comienza a retomar.