Alguien tiene que ceder: ¿Cómo superar un conflicto?

problemas de pareja

Para cerrar definitivamente un conflicto el primer paso -y justamente lo mós difícil-consiste en reconocer la propia responsabilidad; sin por eso olvidar la responsabilidad del otro. Luego, si esto puede clarificarse, sentarse a hablar para llegar a un acuerdo es la situación ideal; pero, lo cierto, es que no siempre se puede y no siempre se acuerda…

Entonces, uno tendrá que empezar a ver qué hace para superar la situación; de nada sirve pedirle al otro que se modifique.  A veces exigimos: «¡él (o ella) tendría que haberme pedido perdón!»; pero tal vez no se le ocurrió esa salida o no puede hacerlo. Y esto es motivo de muchas sesiones a lo largo de los tratamientos: cuando uno sigue pidiendo cambios en el otro y no reconoce que el cambio se origina en uno mismo. Incluso, si algo no cesa de perturbarnos, cabe preguntarse, «por qué me molesta tanto ese rasgo tuyo».

Otra pregunta constante en las terapias de pareja es: «¿por qué siempre soy yo el que tengo que cambiar y no el otro?» Porque es a usted a quien le molesta esta situación; porque usted piensa que hay algo que no le gusta. Lo positivo es que uno tiene el poder de la situación. Lo modificación es personal, y se llevará a cabo para que, en última instancia, uno se encuentre bien consigo mismo.