¿Te atormentan los celos? Averigua que los provoca

sentir-celos

Sentir celos en un grado leve puede considerarse normal si lo entendemos como un síntoma de protección de nuestros vínculos afectivos. Así, cuando vemos que alguien se acerca a nuestra pareja o, peor aún, que nuestra pareja muestra interés por otra persona, nos preocupamos, ya que lo percibimos como una amenaza. Según el psicólogo César Landaeta en la web psícoactiva.com, esta sensación responde, por una parte, al repertorio animal que conservamos en algún lugar recóndito de la personalidad y que se denomina «territorialidad» y, por otra, a un remoto sentimiento infantil de «reaseguramiento» que contribuye a formar la identidad en los primeros años de vida.

Sin embargo, los celos suponen un problema cuando son exagerados y conllevan un control obsesivo de la conducta de la pareja para asegurarse de su absoluta fidelidad. Este tipo de celos son causados por una inseguridad provocada, generalmente, por sentimientos de inadecuación, un elevado grado de autocrítica y una autoestima muy baja. Como recomendación general, Landaeta recuerda que nadie es posesión de nadie y que la libertad es la mejor forma de retener a un ser querido. Otros de sus consejos son:

• Pide aclaraciones en frío. Si sospechas que a tu pareja le gusta otra persona, no hables «en caliente», sino cuando te sientas calmado para preguntar sobre el tema. Así, no provocarás una reacción defensiva, y puede que descubras algún problema en vuestra relación que desconocías.
• Basa tus opiniones en datos reales. Piensa que la mayor parte de los sentimientos de celos surgen de nuestros propios miedos.
• Analiza tu forma de comportarte y pregúntate si eres la misma persona de la cual se enamoró tu pareja.
• Valora tu actitud con respecto a la inseguridad. Si eres inseguro en otras áreas de tu vida, para compensar, tratas de controlar tu vida amorosa.
• Deja de especular. No permitas que te invadan las fantasías negativas o los rumores. Recuerda que los pensamientos derivados de los celos son autodestructivos, si no los paras, tu sufrimiento será mayor.
• Toma una decisión. Piensa que tienes dos opciones: desprenderte de tu relación «sanamente» por el bien de los dos, o continuar con la relación esforzándote por disfrutar de la seguridad que te proporciona.
• Busca ayuda. Si sientes que no puedes controlar tus celos, busca ayuda profesional, quizás el problema se encuentre tanto en ti como en la personalidad de tu amado o amada.

Ir arriba