¿Qué buscan los hombres en sus amantes? (I)

Dicen los franceces que “El matrimonio tiene cadenas demasiado pesadas para ser llevadas solamente entre dos“, y aparece así la figura de la amante, dispuesta a ayudar en la tarea… Esta vez hablan los profesionales de esa mujer que puede poner en peligro a la pareja, de la tercera en discordia.

¿QUÉ BUSCAN LOS HOMBRES EN SUS AMANTES?

“Amor, compañía, excitación, diversión, sentirse deseado, son algunos de los componentes del cocktail “los amantes”, mezclados en dosis variables, según el gusto del consumidor. Éstas son las causas más frecuentes de que un hombre busque una amante. Tratar de tener un amante estando casado, no es tan distinto de buscar una relación sin compromiso siendo soltero. Cuando alguien tiene un amante solemos decir que “tiene una aventura”, lo que tal vez indique que podemos buscar estos vínculos cuando sentimos que estamos inmersos en la rutina, que todo nos resulta conocido, que no hay muchas novedades. Lo familiar nos parece aburrido y un amante es tener una aventura, recorrer un nuevo universo, un territorio inexplorado, la diversión y el estímulo, que esa nueva situación significa.”

POR MEDIO OE LA AVENTURA, QUIZAS RECUPERAMOS AL NIÑO QUE LLEVAMOS DENTRO…

“Claro que sí… Es recuperar al niño que explora y que es menos responsable de sus actos porque en general -aunque no siempre- las relaciones de amantes tienen en sus comienzos menos obligaciones, se vinculan más a lo lúdico. Jugar y explorar, no siempre conservan esta cualidad, porque hay relaciones de amantes que duran años, que incluyen toda dase de compromisos. Relaciones de amantes que se vuelven estables e intensamente comprometidas. En ese caso, pueden perder el sabor de la aventura y aumentar la vinculación con lo cotidiano, con lo seguro. A veces un amante es la persona más confiable con la que uno cuenta en la vida.”

¿EXISTEN LOS PROTOTIPOS DE AMANTES “ESPORÁDICOS” Y “FIJOS”?

“Sí, existen. Ahora bien, ¿a partir de cuántas relaciones sexuales uno se vuelve amante? Hay una canción muy bonita que le canta al tema, se llama A part-time lover.”

Porque los amantes esporádicos (si fuera un trabajo se llamaría “dedicación de tiempo parcial”) pueden aparecer y reaparecer en la vida, cada vez que los necesitamos, de manera eventual. Este sería un amante de tiempo parcial, el cual reaparece toda vez que necesitamos compañía, entretenimiento o afecto. Esos amantes existen tanto en la vida de solteros como en la de casados.

CUANDO SE LLEGA A ESE PUNTO, ¿NO SE PASA A SER imA ESPOSA NUEVAMENTE Y SE VUELVE A LA RUTINA… ¿HAY QUE BUSCAR OTRO AMANTE PARA NO ABURRIRSE?

“No necesariamente. Sin duda, a algunas personas les ocurre que terminan su relación de amantes porque se ha vuelto un mal matrimonio, pero muchos otros logran mantener la magia y la creatividad dentro de su relación.”