El divorcio de una pareja cercana amenaza a tu relación

Según un estudio realizado por la Universidad de Rhode Island en un pueblo de Nueva Inglaterra, un divorcio ocurrido entre una pareja cercana (de familiares o amigos) eleva la posibilidad de que nuestra propia pareja se rompa.


El divorcio de una pareja cercana amenaza a tu pareja

Entre mayor la cercanía con la pareja divorciada, mayor «el efecto racimo» del divorcio. La influencia puede elevar hasta en un 75% las posibilidades de ruptura.



La explicación que se da al fenómeno es que, cuando acontece un divorcio en la esfera inmediata de la pareja, ésta se cuestiona su propia valía. «Si ellos fallaron, ¿por qué nosotros no?», es la pregunta más frecuente.

«El efecto racimo» del divorcio impera incluso sobre las atenuantes naturales que condicionan una separación: hijos, bienes compartidos, sexo…

El estudio se realizó sobre 12.000 personas en el pueblo de Framingham (Nueva Inglaterra), contabilizando las separaciones ocurridas desde 1948, y analizando su influencia en el círculo cercano de los divorciados.

El resultado señala que «el efecto racimo» es efectivo incluso cuando la pareja divorciada es una mera conocida. Entonces las posibilidades de una separación en el seno de la propia se elevan en un 33%.

Fuente: Daily Mail