¿Cómo detectar el buen amor y cómo localizar el mal amor?

buen-amor

El «buen amor» lo detectamos por las emociones que despierta en nosotros, y porque nos enriquece, nos ayuda a ser y desarrollarnos en todos los ámbitos de nuestra vida. El amor tóxico, sea bajo la fórmula de egoísmo, egocentrismo, ruindad, violencia, seducción impenitente, sea sin forma definida, lo reconoceremos porque es incompatible con nuestros intereses y nuestra felicidad. Parejas que recriminan, juzgan, menosprecian, nos mantienen «en vivo» o nos desgastan, o aquellas que tienen la «mala costumbre» (como a veces suele frivolizarse bajo la mirada enamorada) de tratarnos mal y preferir otras compañías, no pueden considerarse relaciones amorosas, sino dependientes.