¿Y si el sexo se vuelve una obsesión?

Hoy vamos a volver a hablar de nuevo del mundo de las parejas y lo vamos a hacer en este caso a través de enfermedades que nos pudieran parecer que no lo son, pero que en realidad se pueden convertir en un problema muy serio. Y es que parce que el problema es siempre que nosotras pongamos excusas para no hacerlo, o que ellos se inventen algo para no tener ese encuentro con el que hemos estado toda la semana soñando. Sin embargo, a veces el problema es justamente al revés, porque en realidad la obsesión por el sexo, puede ser un problema grande.

sexo

En muchos casos la obsesión por el sexo se produce por estar más que obsesionado con él, obsesionado por la persona con la que quieres hacer el amor. Eso quizás es algo que se puede solucionar bastante más fácil de lo que te imaginas, porque en realidad se suele pasar sin hacer demasiadas cosas. Dura un poco más o un poco menos, pero casi siempre se acaba.

Lo cierto es que el sexo es una obsesión para muchos no en ese sentido, sino porque llevan tiempo sin hacerlo. Pero esta forma de obsesión del sexo, es también en realidad fácil de solucionar. Pero eso no es de lo que me gustaría destacar, porque en realidad la obsesión por el sexo que más preocupa no es más que aquella que no eres capaz de dejar de pensar en ella, aquella que requiere sin duda consultar con un especialista, y que es necesario que no se tome a broma, sino más bien que en realidad debes de darle la importancia que tiene, y que antes que sea demasiado complicado que acudas a un especialista, porque la obsesión por el sexo, puede hacer que una pareja acabe hecha trizas.

Imagen: loop_oh