Vamos a separarnos: ¿Cómo se lo decimos a nuestros hijos?

separaciones

La separación y el divorcio son situaciones complicadas no sólo para los padres, sino también para los hijos, sobre todo si son pequeños. Para hablar con ellos, según los especialistas, es necesario seguir unas pautas acerca de cuestiones básicas:

  • El mejor momento es después de que la separación se haya decidido y asumido por la  pareja.
  • El mejor lugar es la propia casa, que es donde los hijos se sentirán más a gusto para expresar sus sentimientos.
  • Explíquenles el motivo de la separación sin entrar en detalles ni en temas subjetivos.
  • Infórmenles de cuándo y cómo será para que vayan haciéndose a la idea de los cambios.
  • Díganle qué ocurrirá con ellos sin involucrarles en la cuestión, pero estando abiertos a sus deseos.
  • Den cabida a todos los sentimientos que surjan.
  • Procuren no influir en su opinión sobre vuestra pareja.
  • Respondan a todas las preguntas pertinentes.
  • Insistan, especialmente si tenéis niños pequeños, en que no es culpa de ellos.
  • Remarquen que ambos seguís siendo sus padres.
  • Dejan claro, ante todo, que son niños dichosos y amados por sus padres.

Si consideran que sus hijos no logran asumir la separación y lo manifiestan con síntomas como: reducción del rendimiento escolar, apatía, insomnio, aislamiento, agresividad, o somatizaciones (dolores de cabeza, estómago), consultad con un especialista.