Soltería: Supera el miedo a estar solo

Haber terminado hace poco una relación, estar solteros hace mucho tiempo o, incluso, estando en pareja: siempre hay motivos para tener miedo a la soledad. El que aún no se sobrepone de una ruptura sufre por aquello que perdió y se siente inseguro ante el cambio. Los que ya saben de qué se trata y parecen disfrutar de la soltería, muchas veces, ocultan un gran temor a no ser capaces de encontrar el amor. Y por último, quienes viven un romance feliz se aferran a ese sentimiento de tal modo que terminan temiendo perder al ser amado.
Pero cada etapa de la vida tiene su aspecto positivo, y vivir con temores no
sólo nos impide disfrutar del presente, sino que además nos bloquea las posibilidades futuras. Si te liberás de tus temores, vas a disfrutar más de la soledad. La vida de solteros no es un karma que debemos sufrir; todo lo contrario.
Es una buena oportunidad para conectarnos con nuestros deseos, ser independientes para hacer lo que tenemos ganas, tener el tiempo y el espacio para reflexionar sobre lo que realmente queremos y, así, poder iniciar una relación más sana y sincera que la que tuvimos hasta ahora… Entonces

recuerdos 1Haber terminado hace poco una relación, estar solteros hace mucho tiempo o, incluso, estando en pareja: siempre hay motivos para tener miedo a la soledad. El que aún no se sobrepone de una ruptura sufre por aquello que perdió y se siente inseguro ante el cambio. Los que ya saben de qué se trata y parecen disfrutar de la soltería, muchas veces, ocultan un gran temor a no ser capaces de encontrar el amor. Y por último, quienes viven un romance feliz se aferran a ese sentimiento de tal modo que terminan temiendo perder al ser amado.

Pero cada etapa de la vida tiene su aspecto positivo, y vivir con temores no sólo nos impide disfrutar del presente, sino que además nos bloquea las posibilidades futuras. Si te liberas de tus temores, vas a disfrutar más de la soledad. La vida de solteros no es un karma que debemos sufrir; todo lo contrario. Es una buena oportunidad para conectarnos con nuestros deseos, ser independientes para hacer lo que tenemos ganas, tener el tiempo y el espacio para reflexionar sobre lo que realmente queremos y, así, poder iniciar una relación más sana y sincera que la que tuvimos hasta ahora… Entonces, no hay por qué temer: sea solos o acompañados, la vida puede ser muy agradable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here