Sexo en lugares pequeños, ¿por qué no intentarlo?

Una de las formas más efectivas de inyectarle pasión a tu vida sexual es intentar practicarla en lugares inusuales. Parecería que sólo los más osados o atléticos son capaces de hacerlo, pero dense una oportunidad y sigan estos pequeños trucos.

En el auto: Antes que nada, ¡cuida el entorno! No queremos que tengan problemas con los vecinos o autoridades. Si no quieren arriesgarse, pueden hacerlo incluso dentro del garage de casa. Ofrece la oportunidad de sentirse urgentemente deseados el uno por el otro, lo que siempre es excitante. Contrario a lo que se piensa, estarán más cómodos no en el asiento trasero, sino en el del copiloto.

En una tienda de campaña: Aprovechen el entorno natural, la noche estrellada y el arrullo de los sonidos para vivir un momento muy íntimo que también puede ser, desde luego, candente. Si hay más personas acampando cerca de ustedes, consideren también que el silencio le añadirá un toque extra de erotismo y novedad.

La ducha: Otra manera de disfrutar es añadiendo el elemento acuático a las caricias y besos. Si la ducha es demasiado pequeña como para maniobrar, no importa: el contacto puede funcionar como un buen preámbulo que les dejará más que listos para espacios más grandes.

Fuente: Cosmopolitan

Ir arriba