Secretos sexuales que los hombres guardan (I)

secreto

No importa lo bien que conozcas a tu galán, hay cosas que jamás va a compartir contigo. Algunas son inocentes pero otras… bueno, mejor sientate para recibir la noticia.

EL NUMERO DE MUJERES CON LAS QUE SE ACOSTÓ EN SU VIDA

Algunos exageran para parecer más experimentados; otros reducen las cifras para que no creas que son don Juanes. «Los nombres saben que si confiesan haber tenido muchas parejas, el mensaje será que no son capaces de comprometerse con una sola. O sea, con vos», señala David Buss, profesor de psicología de la Universidad de Texas en Estados Unidos.

Lo que debes hacer Créele, pero cuídate. Utilicen preservativo cada vez que tengan sexo, al menos hasta que se hagan análisis (de HPV, por ejemplo) y los dos se sientan seguros en una relación seria. Si por alguna razón descubrís que no te dijo la verdad sobre su curriculum sexual, coméntaselo abiertamente, pero otórgale el derecho a réplica. Tal vez te lo haya ocultado por vergüenza, por inseguridad o por un sincero interés en ti.

VE PORNO, QUIZÁS EN EXCESO

De acuerdo un estudio de la Universidad Brigham Young, en Estados Unidos, el 87% de los hombres ha consumido alguna clase de pornografía durante el año en curso y 1 de cada 5 ve contenidos clasificación XXX a diario. A ellos les encanta ver mujeres desnudas, ¡qué novedad!, pero lo impactante es lo rápido que se pueden volver dependientes de esa imaginería erótica. «Un poderoso coctel de endorfinas y epinefrina (las hormonas encargadas de la excitación y el estado de alerta) se libera cuando ven ponió», explica Parrott. Y eso, se puede convertir en una adicción.

Lo que debes hacer Que vea porno ocasionalmente no representa un problema; la cuestión se da cuando se mete en la vida sexual de la pareja.Entonces, pregúntate: ¿Está interfiriendo con la relación? ¿Utiliza el porno para evadir algo? Si esconde ese material erótico y te da excusas para evitar el sexo, preocúpate. Aborda el asunto cuando estés tranquila y racional. Las acusaciones cargadas de enojo nunca terminan bien. Cuando cree que es algo que tiene que esconder, el hábito se torna compulsivo. Si lo compartes con él, vas a suprimir ese elemento obsesivo de la ecuación. Además, según Alessandra Rampolla, autora de La diosa erótica, ver imágenes eróticas en pareja puede ayudar a tu vida sexual.