Rutina versus magia: cómo hacer de tu día a día en pareja algo creativo

creatividad

La magia no es solo cosa de magos. Más allá de juegos de cartas, objetos que desaparecen o chisteras embrujadas existe otra forma de vivirla. Tú mismo puedes ser el mejor aspirante a mago dentro de tu relación. Poner un poco de creatividad en tu día a día puede ser la diferencia entre una relación aburrida y en decadencia y una divertida y tan intensa como el primer día. El único requisito es sencillo y cien por cien gratuito: imaginación.

Aunque creas que las ideas clásicas están pasadas de moda el secreto está en versionarlas y darle tu toque personal. Por ejemplo, si decidís hacer un viaje de fin de semana no te conformes con ir de visita turística. Lleva los deberes hechos con antelación y muestra a tu pareja una ruta trazada especialmente para vosotros. Podrá estar compuesta por museos, restaurantes o espectáculos que, por algún motivo consideráis especiales o que os hacen recordar o cumplir deseos declarados anteriormente. El secreto está en los pequeños detalles.

Si en medio de la rutina diaria sabes hacer frente al estrés laboral y la monotonía con ideas sencillas pero originales cada día en vuestro día será diferente. En vez de desayunar con las noticias recibe a tu pareja con su música preferida a todo volumen, al medio día apaga la tele y enciende unas velas aromáticas, invítale a merendar en una bohemia cafetería que no conocierais anteriormente, haced juntos una ruta improvisada en bicicleta. En definitiva atreveros a descubrir que no sólo de fines de semana vive vuestra relación. Si quieres, es posible.