Que tu perfume resulte más seductor

perfume

El perfume es, sin duda, una de las herramientas de seducción más antiguas y poderosas que existen. Sin embargo, su aplicación ha variado a lo largo del tiempo, pues si en el Antiguo Egipto o en la cultura helénica lo ideal era que tanto hombres como mujeres perfumaran sus largas cabelleras, en la corte francesa lo habitual era perfumar las telas y habitaciones.

Ya durante el siglo XX, nuestras madres y abuelas nos enseñaron la rutina del perfume a partir de una creencia curiosa: colocarlo sobre aquellos trozos de piel en los que nuestras venas «laten» por debajo, es decir, donde podemos percibir nuestro pulso. En las muñecas, en las corvas, en el cuello, y en la siempre coqueta localización detrás de las orejas, por si alguien se atrevía a darnos un beso en aquella zona tan íntima.

La verdad es que podemos tomar algunos consejos de antaño respecto al perfume, como la famosa frase que dicta “los mejores perfumes vienen en envases pequeños”, y que generalmente se usa para valorar a las personas de estatura baja. En realidad, la leyenda se refiere a que las botellas pequeñas conservan la fragancia más tiempo que las grandes. Tómalo en cuenta a la hora de adquirir tu fragancia favorita.

(Continúa…)