Psicología: Descubra los anclajes de su vida

hablando

Todos nosotros utilizamos anclajes en nuestras comunicaciones sin darnos cuenta. Aprenderemos a «darnos cuenta» de las respuestas que producimos al comunicarnos y también cómo el tipo de comunicación influye en nosotros.

Caso práctico: en la pareja, ella representa el mundo de manera visual y él, de manera kinestésica, y cuando se comunican tienen estas preferencias. Si ambos no lo saben, puede haber dificultades en el entendimiento, ya que cada uno expresará de acuerdo a sus preferencias y ritmos.

Quizás a ella le encanta llegar del trabajo y ver su casa ordenada y limpia. Él llega del trabajo y lo primero que le interesa es ponerse cómodo, tirar los zapatos y comer en el living mirando la televisión.

¿Cómo concillamos las diferencias?

¿Cómo expresa cada uno lo que le sucede? Seguramente, ambos quieren hacer lo que les gusta pero, al expresarlo, cada uno lo hará desde su propio mapa y es imposible que lleguen a un acuerdo.

Primero, deben darse cuenta de estas diferencias.

Luego, deben ampliar su mapa y enriquecer su lenguaje para comprenderse.

Recordemos que para que haya armonía en la relación es importante crear el clima: esto se realiza acompañando, espejando, entrando en el mundo del otro.

Teniendo a disposición estos conocimientos es posible comprenderse mejor y lograr diálogos enriquecedores para ambos.

Descubrir cómo representamos el mundo (en imágenes visuales, auditivas o kinestésicas) y cómo lo representa nuestra pareja, va a ser de gran ayuda para cuando aparecen las diferencias.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Existen claves que podemos implementar para mejorar nuestra comunicación y, por ende, nuestra relación de pareja.

Comprender que en lo que aparenta ser un problema se esconde una gran oportunidad para cambiar y conocernos mejor.

Cuando tengamos un desencuentro, reflexionemos primero antes de reaccionar, quedémonos unos instantes en silencio, y nos daremos cuenta de cómo expresar lo que nos pasa.

Identificar los anclajes existentes en las relaciones es de incalculable importancia como agente de cambio.

Recordemos escuchar, ver y sentir considerando al otro: experimentaremos un gran cambio en la comunicación con nuestra pareja.