Primera cita en la casa de la pareja: Prejuicios a dejar de lado

conocer suegros

El acudir a un encuentro por primera vez siempre produce algo de ansiedad y claro está que la primera visita a la casa del novio o novia no es una excepción. Entonces, ¿por qué nos ponemos tan nerviosos? A continuación veremos algunos consejos para dejar de lado ciertos prejuicios que pueden perjudicar el inicio de la relación con la familia del novio.

La rivalidad suegra – nuera: no todas las suegras ven en sus nueras a las intrusas que roban a su hijo; suegra y nuera pueden crear lazos de a mory respeto si se tiene en claro la posición que se ocupa respecto del partenaire. Ambos lugares son asimétricos, no se pueden comparar en más o menos importantes, son sólo radicalmente diferentes.

«La primera impresión es lo que cuenta»: no siempre es así. Puede haber algo de cierto en algunas relaciones superficiales, pero los fuertes compromisos afectivos se construyen; los vínculos se crean y recrean a lo largo del tiempo y si hay reflexión sobre cuál es la propia responsabilidad en los hechos, en las dificultades para establecer o mantener vínculos positivos, hay situaciones adversas que se pueden revertir.