Pasiones y ¿fealdad?

En este blog procuramos darle su dimensión justa a la apariencia física: un catalizador de nuestra autoestima, de nuestro bienestar emocional que depende más de cómo nos tratemos a nosotros mismos que de nuestro color de ojos, estatura o peso. Así que podemos dar un enunciado por cierto, al menos de nuestra parte: la fealdad, si existe como tal, no es un impedimento para el disfrute de diversas pasiones. La pasión nos pertenece a todos, y para muestra basta un botón: he aquí algunos famosos “feos” que han levantado pasiones a lo largo de la historia.

1. Bette Davis: Muchos consideraron sus ojos como “saltones” y su gesto altivo en ua estatura pequeña, desagradable. Sin embargo, Bette Davis se consolidó como una de las mejores actrices de la historia, y esa valía, entre otras cosas, tórridos romances con Howard Hughes, George Brent (quien le propuso matrimonio, y ella rechazó) y Arthur Farnsworth.

2. Diego Rivera: Este pintor mexicano, que ha sido valorado dentro y fuera de su país como una de las mentes más sorprendentes del siglo XX, no sólo se casó cuatro veces, sino que fue un imparable conquistador de mujeres talentosas: Angelina Beloff, Guadalupe Marín, Frida Kahlo, Marievna Vorobieva-Stebelska, Emma Hurtado, entre muchas otras.

(Continúa)