Mujeres: Lo que no debemos hacer en la cama (II)

pareja 2

No a las mujeres bruscas

Hay que tener en cuenta que existen posiciones que son riesgosas para los varones, por consiguiente puede aparecer el temor en ellos. A veces, por no pedir que la mujer se detenga, aparecen fisuras y fracturas de los cuerpos cavernosos del pene. Por ejemplo, algunas posiciones de la mujer arriba que se inclina hacia atrás pueden lesionarlo. Ser pasional no está asociado directamente a ser brusca en cuanto a los movimientos. Hay que tener cuidado: en estado de flaccidez, el pene se mueve para cualquier lado, pero cuando está duro, cualquier movimiento brusco puede lastimarlo, porque es un cuerpo cavernoso. No es tan conocido que existen posiciones que pueden lesionar. Pero los urólogos las suelen ver con frecuencia.

Mujer ansiosa vs. la danza del velo

¿Cómo se conjugaría el rol Ae mujer activa con el respeto a las veladuras?

«La actividad puede ser como un juego de seducción, como que «te doy, pero no te doy», «sí, pero no». Por ejemplo, «la primera vez no, pero me saco el primer velo para que vos insistas y me llames». Cuando aparece esa pregunta, le aconsejo a mis pacientes: «No te quedes con el primer no de las mujeres, si te vas a quedar con el primer no, estás perdido, porque muchas mujeres, aún queriendo, dicen que no». Afirma el doctor Sapetti.

Este es un tema totalmente cultural, porque pesa en la mujer como un estigma que si hace el amor en la primera cita es una mujer «fácil», para algunos hombres. Otros que son más modernos saben que pueden aprovechar maravillosamente este momento con esa mujer.