Más sexy con pequeños detalles (IV)

(Continúa de Más sexy con pequeños detalles III)

hair lips

El cabello

Desde tiempos inmemoriales, la cabellera es símbolo de fuerza, vigor y sensualidad. Forma parte de mitos y leyendas alrededor del mundo. No es inocente que aún en ciertas partes del mundo, donde la tradición moral es muy rígida, las mujeres deban esconder su cabellera a la vista de los demás. Esta es, pues, una de las partes más seductoras del cuerpo humano.

Pero desde los tiempos de Sansón y Rapunzel las cosas han cambiado bastante. No es necesario tener una melena larga y llena de rizos para que sea atractiva. Los cortes que van más arriba del hombro o el cuello han sabido destacar otros puntos que resultan muy atractivos para los demás. Y sobre todo, lo que más nos interesa del cabello no es sólo su apariencia visual, a la distancia, sino su textura, movimiento y armonía. ¿De qué forma podemos logarlo?

1. La limpieza: Es el primero y más evidente de los cuidados. Un cabello con rastros de no haberse encontrado con el agua y el cepillo desde hace varios días es la antítesis de lo deseable. El mercado ofrece tantos tipos de productos para el cabello como tipos de éste existen, pero tampoco es necesario obsesionarnos coleccionando cremas, pomadas, y lacas. Entre más limpia y natural luzca nuestra cabellera, más atractiva resultará para quien nos mire.

(Continúa)