El lenguaje de los colores (I)

lenguaje-de-los-colores

ROJO

  • Evoca: Pasión, enamoramiento, aventura, fuego, peligro, ansia de vivir y de experimentar.
  • Efectos: Aumenta las pulsaciones y la temperatura; en exceso, provoca impaciencia o nerviosismo.
  • Combate: Problemas circulatorios (extremidades frías, celulitis); también calma tensiones musculares.
  • Mente: Contrarresta la timidez y la fatiga.

VIOLETA

  • Evoca: Espiritualidad, inspiración, intuición.
  • Efectos: Aporta una agradable sensación de relax y potencia la energía natural del organismo.
  • Combate: La aceleración cardiaca y las tensiones nerviosas, inflamaciones, dolores de cabeza. Fortalece el sistema inmunológico.
  • Mente: Potencia la creatividad, la imaginación, la capacidad de meditar.

AMARILLO

  • Evoca: Vitalidad, autoconfianza, bienestar.
  • Efectos: Ayuda a afrontar los problemas, centra la atención (ojo: el amarillo ácido puede provocar sentimientos de rechazo y recelo).
  • Combate: Toxinas, mala digestión y molestias menstruales o de la menopausia.
  • Mente: Mejora la apatía y depresión, favorece la comunicación, eleva la autoestima y el amor propio.

VERDE

  • Evoca: Equilibrio, sanación, serenidad.
  • Efectos: Aporta tranquilidad y favorece la armonía. Está relacionado con ¡os sentimientos y las relaciones.
  • Combate: La sensación de claustrofobia, el estrés y el cansancio; es un buen tonificante general.
  • Mente: Ayuda a calmar el mal humor y promueve la armonía y el entendimiento entre las personas.