Disfunciones sexuales y medicina china

Disfunciones sexuales en la pareja

La filosofía china dice que el cuerpo es mente congelada, o mente densificada. Dentro de este concepto, cada órgano tiene su propio su propio psiquismo. Por eso es conveniente evaluar el órgano afectado y su emoción correspondiente; por ejemplo si son los riñones, verificar si hay historias relacionadas con los miedos o pánico. Si es el hígado, revisar tensiones nerviosas, ataques de ira, angustias y broncas acumuladas.

Todo esto significa que para curar o evitar las disfunciones sexuales, hay que mentalizarse para estar tranquilo, sin presionarse uno mismo y sin que lo presionen los demás, dejando que fluya naturalmente el deseo de compartir un muy buen momento en pareja en forma relajada y con la expectativa de sentir sensaciones nuevas y de placer.

La clave es no tomarse como una obligación o una tarea que cumplir, sino conectarse con lo que uno quiere y desea en ese momento. No se debe poner la mente en alerta, sino distendida y relajada, de manera tal que todos los sentidos se encuentren abiertos para gozar y disfrutar. Sólo se trata de dejarse llevar y volver a los principios, ser simple y de saber lo que uno tiene ganas de hacer.

La mayoría de las disfunciones sexuales se deben a razones psicológicas. Si el hombre es capaz de controlar su mente, es capaz también de controlar estas disfunciones sexuales.

Ir arriba