Cuando la pareja no nos tiene en cuenta (II)

mala pareja

SEÑAL Nº 3:

«ELLA NO ME TIENE EN CUENTA»

A PESAR DE QUE ÉSTE SUELE SER UN TEMA FEMENINO, HAY HOMBRES QUE SE QUEJAN DE LO MISMO. ¿QUÉ PASA EN ESTA SITUACIÓN?

Bueno, en esos casos hay que tener en cuenta el componente de bisexualidad que está aflorando en el hombre. Éste, cuando está en una posición más femenina, también se queja. En la actualidad hay una mujer masculinizada, fálica, y el hombre es más histérico, por eso vemos componentes bisexuales en los dos.

¿PERO LA QUEJA NO PUEDE SURGIR TAMBIÉN PORQUE SE QUIERE AL OTRO, NO SÓLO POR ESE ELEMENTO FEMENINO?

Sí, también hay hombres que se sienten perdidamente enamorados, algo que se dice más de los hombres que de las mujeres, que afirman «estoy muy enamorada», pero «perdidamente», no. Sin embargo, siempre se pierde en el enamoramiento.

¿QUÉ SE PIERDE?

Y, uno se pierde a uno mismo. Pero cuando él dice «esta mujer me vuelve loco, siento por ella algo que nunca me pasó», es un amor muy profundo que tiene que ver con la transferencia del amor materno y es una mujer que se lo crea en la vida.

¿ELLOS SIENTEN ESO UNA VEZ EN LA VIDA?

Sí, porque el hombre tiene un apego a la madre que es mucho mayor que el de la mujer. Al hombre le cuesta más abandonar a la mujer que eligió. A la mujer no: llega un punto en que lo deja de sostener, no quiere más la situación y plantea la ruptura del vínculo. A los hombres les cuesta mucho más hacer esto; en general son ellas las que toman la decisión. Ellos tienen una actitud más condescendiente, más comprensiva, con la mujer.

SEÑAL N° 4:

«ÉL HACE LO QUE QUIERE»

EN LA PELÍCULA SIMPLEMENTE NO TE QUEME, POR EJEMPLO, SE MUESTRA CÓMO ELLAS ESTÁN DISPUESTAS A INICIAR UN VÍNCULO AUN CON UN MONTÓN DE SEÑALES NEGATIVAS POR PARTE DE LOS HOMBRES. ¿QUÉ PASA HOY?

«En la actualidad del hombre, nos preguntamos ¿ya no hay hombres? ¿De qué hablamos cuando hablamos de hombres? Estamos pensando que el hombre ya no es el que nos rescataba como en las novelas de caballería. Esto es parte de un folklore, de una narrativa, que nos ha dado una magnífica imagen del hombre. ¿Qué ocurre hoy? Ni el hombre es aquel héroe de la caballería, ni tiene la misma fuerza social. Las mujeres, en cambio, han acumulado un lugar menos elegante para el hombre, y ya no se ubican detrás de él». ¿Se entiende?

Sí, PERO ELLAS-MÁS FUERTES Y MENOS RELEGADAS- TODAVÍA QUIEREN QUE ÉL LAS LLAME POR TELÉFONO CUANDO PROMETE HACERLO. ES ASÍ DE SIMPLE Y COTIDIANO.

Bueno, pero en esta época se dio una crisis del rol de padre que trajo incomodidad en las relaciones sentimentales. El hombre ocupaba el rol de autoridad para una familia. Esto ha ido cayendo, y el padre de hoy es light.

¿POR QUÉ ESO INCIDIÓ EN LAS RELACIONES AMOROSAS?

Porque, al no saber nadie qué tiene que hacer, hay una insistencia de lo anterior: la mujer quiere que el hombre sea macho, que la llame, que la provea, que se encargue de todo, que la invite. Pero, cuando eso acontece, dice: «Éste es un bol…, me trae flores, hace de todo.  No me gusta».