Comunicación: Controla tus ataques de ira

Enojo¿Eres incapaz de controlarte en una discusión? ¿No mides tus palabras ni tus gestos? ¿ Se te acelera el ritmo cardíaco? A menudo te preguntas ¿cómo he podido decir eso? Tranquilo. Puedes aprender a manejar tus emociones y lograr controlarlas.

EL PROBLEMA: «Exploto por todo»

«Soy una persona muy nerviosa y con frecuencia me siento superado por cualquier contrariedad. Me duele herir a las personas que quiero, y eso me deprime. Sin embargo, hay momentos que no puedo evitar enfadarme. Entonces digo cosas que no pienso y luego me arrepiento. Además, me resulta muy dificil pedir perdón. Cuando lo intento es peor: termino discutiendo otra vez.  He probado a callarme y a no llevar la contraria a nadie, pero tampoco ha dado resultado, porque luego exploto por cualquier tontería. Tengo mujer, a la que no quiero perder, y dos hijos adolescentes, para quienes soy un mal ejemplo. No soy agresivo, y me preocupa que puedan pensar que no se puede hablar conmigo. ¿Qué puedo hacer?»

LA SOLUCIÓN: No acumules rencores

La solución no está en callarte cuando algo te disgusta, sino en aprender a expresar tus sentimientos de forma calmada, sin visceralidad. Para lograrlo, es mejor no acumular reproches, porque, al reprimirlos, luego surgen descontrolados. Si algo te desagrada, intenta aclararlo de inmediato (o lo antes posible). Si no expresas con claridad tus sentimientos, lo que realmente te preocupa, te exaltarás por pequeñeces. Puedes confeccionarte un guión con todo lo que deseas decir y ceñirte a él. Además, vigila los aspectos de la comunicación no verbal (tono de voz y expresión facial, principalmente). También te ayudará practicar actividades de relajación (aficiones, ejercicio fisico).