Cómo mejorar tu forma de respirar

El objetivo de las técnicas de respiración es facilitar el control voluntario de la respiración, esencial para lograr y mantener la buena salud. A continuación veremos unas sencillas técnicas para mejorar tu forma de respirar:

Siéntate en una postura en la que puedas permanecer inmóvil durante el tiempo de tu práctica.

Utiliza una habitación seca y bien ventilada o practica en la naturaleza.

Manten una postura relajada, evita la fatiga.

Espira lenta y profundamente, luego inspira y retén la respiración. Exhala muy despacio a continuación. Conseguirás tener una mente firme y tranquila.

No te excedas en las retenciones de la respiración en los primeros meses.

Toma alimentos frescos, agua pura de manantial, respira a conciencia aire limpio y toma el sol con prudencia para incrementar tu Prana.

Evita comer de forma abundante y no te bañes inmediatamente después de los ejercicios.

Puedes almacenar una cantidad inmensa de Prana por medio de la práctica del Pranayama, aumentando así tu vitalidad. Ejercitándote en el control de la respiración puedes controlar el Prana sutil interno. Controlando las pequeñas olas de Prana que actúan a través de la mente, podrás penetrar en el secreto de cómo controlar el Prana universal.

Fuente: Salud Alternativa.