Cómo crear relaciones de amistad de calidad

amistad3

¿Te has decepcionado con algún amigo? ¿Te has enterado de que te critica a tus espaldas? ¿Contabas con su apoyo en un momento crucial y luego se esfumó? Estas situaciones hacen que nos planteemos la amistad. ¿En qué se basa? En valores como éstos:

Desinterés. La amistad es opuesta al interés egoísta. Un buen amigo se siente feliz de poder hacerte feliz.

Bienestar. Todo amigo siente deseos de saber del otro -su bienestar, sus problemas, sus logros- y de pasar tiempo a su lado.

Duración. El amigo temporal no es amigo. Dos amigos se han de sentir cercanos y saber mantener el vínculo.

Empatia. Un verdadero ¿migo se preocupa por comprender y ayudar al otro. La empatia permite que hablemos sin temor a ser juzgados.

Naturalidad. La confianza, la empatia y el amor permiten que los amigos puedan actuar con naturalidad sin esconder quiénes son. Ser consciente de los factores que te unen en amistad a otro afianzará la relación. Para ello, el psicoterapeuta Nathaniel Branden aconseja:

Conócete. A partir de la autoobservación te conocerás. Es improbable que descubras aquello que valoras en tus amigos si desconoces tus propios valores personales.

Interésate. Presta atención a tus amigos. Habla con ellos y escucha lo que piensan, lo que sienten, lo que sueñan…

Pregúntate. Plantéate: ¿Hay algo de mi amigo que me disguste? ¿Es importante o sólo un pormenor? ¿Qué tenemos en común? ¿Qué admiro de su carácter?