Amor y dinero ¿van bien juntos? (I)

Después de los momentos eufóricos que acompañan el inicio de una relación amorosa, llegan a casa las facturas. Pareciera que el tema del dinero tiene la capacidad inmediata de matar hasta las pasiones más encendidas, pero la realidad es que es un tema imposible de eludir, sobre todo si deseamos que nuestra relación de pareja prospere. He aquí algunas ideas para considerar, sea cual sea el grado de compromiso económico que se ha adquirido:

10196150-love-and-moneyjpg

1. Hablar de dinero no es pecado: En los tiempos que corren, nadie les juzgará de superficiales o materialistas. No es necesario que se muestren el uno a al otro cada estado de cuenta, sino que sencillamente sean capaces de hablar de lo que desean, lo que les preocupa y los problemas que vayan surgiendo individual o colectivamente. El dinero debe dejar de ser un tema tabú en el entorno romántico.

2. Definan qué es lo que mejor funciona para ustedes: Lo que es bueno para una pareja, puede no serlo para otra, por eso es que deben ser capaces de crear sus propias normas, de las que ambos deben estar en pleno conocimiento y acuerdo. Es deseable que estas normas se flexibilicen y se adapten a los cambios que se vayan dando.

(Continúa)