3 consejos para ligar más: porque una de cal y una de arena funcionan

La verdad es que no me considero ni mucho menos la ligona de turno, pero he de decir que no me va mal cuando me propongo un objetivo. Sin embargo, el arte de ligar depende de muchos factores asociados más que a la belleza a la personalidad de cada uno, y de seguro que conocen a muchos chicos y chicas que con la simpatía y su buen hacer han conseguido cosas que ni el más guapo de la pandilla ha podido. Para mi, la clave está en dar una de cal y otra de arena, y lo entenderán a continuación. Así, partiendo de la base de que físicamente no vamos a poder cambiarnos por otro, vamos a intentar ver 3 consejos para ligar más que pueden seguir y comentarnos como les ha ido:

ligar

Cuando digo una de cal y una de arena me refiero a que insistiendo como locos no van a conseguir nada. Lo más importante es despertar el interés, y una vez hecho parecer que nos alejamos de la batalla. Pero solo por un momento.

  1. Llama la atención de la chica o chico que te gusta con una mirada desde lejos, una sonrisa, un guiño de ojos. una vez tengas su atención captada, porque te la ha devuelto, ignórale.
  2. Ignórale pero vigila desde lejos sin que se note. Y si tienes la oportunidad de bailar con otro, o conversar entre risas con tus amigos hazlo, pero sin perderle de vista. Luego tocará pasar de nuevo a la acción.
  3. Pasado un tiempo que depende de ustedes y del que tenían ya «fichado», acérquense, con una copa, con un baile, con una conversación, con un piropo, con lo que más les guste, y dejen claro que hay interés. Pero luego vuélvanse a retirar. No insistan demasiado. Ya se sabe que lo fácil no es siempre lo que más nos gusta en cuestión de amores.